sábado, mayo 15

Balcón para diez siglos después


Luces de mi frente trabajan una palabra para esta historia
Del propósito inspirado nacen las hijas. 

PRIMERA HIJA
María se llama. (Nada le parece más importante que lo rodeado)
Los órganos favoritos, desde la fusión, se hacen más industriales
Esos humanos obligados…
El valor vivió una lucrativa fecundidad
cuando los monumentos fueron borrados
Mientras de los hábitos antiguos no queden vestigios,
los cultivos modernos encontrarán propicias condiciones
si no todo será idéntico y no habrá paz.
¡Cuántas leyendas acabarán taladrando el futuro!

SEGUNDA HIJA
La Soledad Documentada.
Las aventuras del sapo pesarán en opuestos narradores.
flagelantes o insurgentes.
Envergadura visual aleja el medio exclusivo desde la noche madre.
¡Oh, divina probeta ¡
Tuerca excelentísima perdona por chirrear la prehistórica palabra maternal

TERCERA HIJA
La diosa  alquimia
blanca euforia a todos se convence padre – madre profundo van contando
Y extenso más allá de lo posible
se irán cayendo hacia el farellón vacío de la montaña madre - padre
que expira sobre el azul del cielo
la pura nieve de mis pulmones con sus nubes sin pantalones.
Por este primer y último parto maniobrable
La frontera de la locura y las drogas despreciables
No englobarán este sánscrito.
¡Mil setecientas cuatro veces lo recito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada