martes, mayo 4

Musulmán

.
.
.
Corre a salvar tus propiedades gusano.
Pues al abismo irá la Kaaba.
Fue el mandato.

En la península desértica acostumbrase amanecer en mi intento
Hoy soy iconoclasta.
No existía palabra antes de la mía.

Soy Mahomed. Corescita.
En mi ley madura,
se humedecería desde la región del norte la nueva teoría,
a partir de las torres y terrores que el fuego del señor dejó caer.

No tuve el soplo de mi arcángel Gabriel.
Luego he muerto.
Y conmigo los beduinos que eran invencibles
fueron triturados por los siglos
hasta dar origen a las arenas del desierto.
.
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada