martes, mayo 4

Odioso

Odio Odiseo tu deseo.
Envidio tu Calipso
tu rosado y tu morado
y tu perro.

Deseo yo tu ninfa
Me sobran las Penélopes
y carezco de Telémacos.

No soy noble
soy el vil.

¿Qué no era grata, Circe?
¿Cómo fue que te aburriste
en su mansa cueva de ambrosia?

Deseo yo tu ninfa, la maníaca
que me aleje de mi Itaca
que me aleje del fatal

regreso a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada