martes, mayo 4

Hoy día

Los navegantes universales
se incrementan en sus comienzos
Yo también seré absoluto, me digo
y lo comprobaré cuando envejezca.
El despojo prolongado me vacila
y en cualquier caso depende.
Siempre depende.
Toda fiebre siguiente a la duda
genera grandiosas reflexiones, lamentablemente,
nos frena pues de toda ella depende resolver.
Ya no sé.
Tal horror escasea en la morada del desastre
y al volver la vista atrás,
pensamos.
Siempre pensamos.
Si retomamos la posición normal
que es lo habitual en esta lid;
la onerosa lucha no conmoverá jamás la historia personal.
Quizás alguien proteja el corazón sin hombre,
porque este corazón siempre será el adolescente,
y su pariente nostálgico; anciano,
quien cimentará una superficie acabada y lisa
para los nuevos tiempos
y a pesar de lo ya vivido
volverá la vista atrás
sin temor a mudar en sal.
Creemos, que siempre habrá nuevos tiempos
Casi siempre creemos.
Si estos materiales de antiguos pensamientos
de viejas creencias y reiterado sueño con donaire
tuvieran una completa evolución, tal vez
y sólo tal vez
serían bastante buenos y a largo plazo, provechosos.
¿Quién sabe?
A lo mejor, la oscuridad en esta ruta
es lo mejor que nos pudo haber pasado.
Pero hoy día
¿Quién entretejido no se encuentra? ¿Ah?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada